¿Quién dice que las fincas son sólo para bodas de verano?

Casarse con el calorcito del verano en unos jardines al aire libre a mí me encanta… pero tanto o más me gustan las celebraciones en esos mismos jardines con una buena carpa y un poquito menos de calor.

Podemos encontrar multitud de tipos y tamaños de carpas. Imaginar una boda de día con una grande y transparente para que entre la luz del sol, o con unas bonitas lámparas que iluminen todo si decidimos casarnos al anochecer, me encanta.

La decoración es la clave para hacer de una carpa sosa, un sitio mágico…., banderines colgantes, pompones de papel, luces, flores, balones chinos… ideas sencillas y geniales para darles vuestro toque preferido.

Aquí os dejamos algunas ideas de cómo podría quedar, y dejarlo todo de revista.
Creando zonas chill-outs, o pistas de baile posteriores a la celebración que hacen que la misma carpa sea una prolongación del espacio exterior.

No descartes una finca bonita porque su carpa no te diga lo mismo…. Siempre podrás hacer cosas creativas en ella. Así que manos a la obra con todas las ideas geniales que podemos encontrar para dejar alucinados a tus invitados.

Hasta la próxima 🙂